¡Ofertas actuales y consejos del mundo de las telas!

Telas de seda

Con un conjunto de seda se garantiza siempre una buena figura.

La seda es siempre sencillamente elegante: así, por ejemplo, como vestido de verano informal, como blusa de negocios elegante en la oficina, como noble vestido de noche o como extravagante almohada en el cómodo sofá.

» Más información de Telas de seda

Color
 
  • azul
  • beige
  • blanco
  • gris
  • negro
  • plata
  • rojo
  • rosa
  • verde

Aplicar
x
Material
 

Aplicar
x
Uso
 

Aplicar
x
Motivo
 

Aplicar
x

Por favor, elige una variante.

Close

El material:
Como producto natural, la seda ofrece una amplia gama de texturas visuales: de chiffon de seda delicado pasando por seda tejida multicolor de Bourette con carácter de lino. Puesto que la seda absorbe la humedad de la piel y la libera de nuevo lentamente a través de la evaporación, es efectiva en cada estación, tanto en las que hace frío como en las que hace calor.

 

Consejo de cuidado:
La seda reacciona de manera sensible a una excesiva luz solar, los colores se destiñen y la seda se amarillenta. Por lo tanto, hay que evitar una directa y fuerte acción solar en la seda. La seda se debería, asimismo, almacenar en forma enrollada, ya que de lo contrario, si está mucho tiempo estirada, los pliegues pueden volverse frágiles.
La seda se puede lavar tanto en la tintorería como uno mismo a mano. Se debería remojar muy brevemente en agua tibia. Como detergente se recomienda un champú de seda especial o un jabón suave. Es necesario un lavado repetido para enjuagar todos los residuos de jabón. En el enjuague final poner un poco de esencia de vinagre para refrescar los colores y unirlo de nuevo a la fibra.
En especial, la seda de color oscuro no tolera un lavado largo: el color puede disolverse de la fibra y desteñirse la seda .

La seda se tiene que planchar siempre del revés a baja temperatura. Debería estar todavía ligeramente húmeda, pero no mojada.

 

Advertencia de confección:
Las telas de seda ligera se cosen con un grosor de aguja fina de 60 a 70.
Es importante que la punta de la aguja no contenga ningún hilo, por lo que al iniciar un nuevo proyecto, usar siempre una nueva aguja.
La longitud de la puntada debería ser pequeña (1,5 a 2 mm) y la tensión del hilo relajada (p. ej., de 2 a 3). Las costuras son así más resistentes.