¡Ofertas actuales y consejos del mundo de las telas!

Tul

El tul con un muy suave hasta algo rígido caída es utilizado fundamentalmente en la confección de vestidos, el duro se utiliza en el ámbito de la decoración y también en la producción de trajes de carnaval.

» Más información de Tul

Color
 
  • amarillo
  • azul
  • beige
  • blanco
  • marrón
  • naranja
  • negro
  • oro
  • plata
  • rojo
  • rosa
  • turquesa
  • verde
  • violeta

Aplicar
x
Material
 

Aplicar
x
Uso
 

Aplicar
x
Motivo
 

Aplicar
x

Por favor, elige una variante.

Close

El material:

El tul se fabrica a partir de diferentes materiales: principalmente el algodón, la seda, la poliamida y el poliéster. El material es generalmente algo maleable, pero también hay mezclas con elastano para aumentar su elasticidad.

El nombre de la tela viene de la región francesa de Tulle Pate, en la que se fabricó en el siglo XIX. Originalmente el tul se tejía en telares, en los que los hilos de la urdimbre siempre se torcían después de poner el hilo de trama. Frente a una ligadura de tela normal, aquí no estaban los hilos de trama compactos el uno al lado del otro de manera que surgía una muestra semejante a un panal.

Con el tiempo, las máquinas sustituyeron a los telares y el procedimiento de Bobinet derivado de la técnica Handklöppel prevaleció en la fabricación del tul. Alrededor de los hilos de la urdimbre perpendicular se pasan oblicuamente de dos a cuatro sistemas diferentes de hilos de trama en bobinas pequeñas. Con la ayuda de una instalación adicional se pueden, además de las simples estructuras de panal, fabricar complejas muestras. Hoy en día, el tul se produce, sobre todo, en las llamadas máquinas Raschel con ayuda de agujas en forma de gancho que forman mallas como forma básica.

El tul se utiliza en la actualidad especialmente para la fabricación de encajes y cintas, ropa, cortinas, pelucas y redes finas como, por ejemplo, para altavoces y textiles decorativos.

 

Advertencias de confección:
El tul no necesita normalmente ser rematado, puesto que no se deshila. Las costuras, sin embargo, deberían rematarse con una puntada overlock o zigzag. Como bonito cierre de canto, se utilizará cinta biés monocolor o estampada de fino chiffon, satén o también de algodón. Cuanto más fino sea el tul seleccionado, más fina debería ser también la aguja con la que se cosa (grosor de 60 a 90). Para no dañar los finos hilos, es recomendable utilizar durante el trabajo con un tul completamente delicado, suave y fino una aguja con una punta redondeada. Además, la longitud de la puntada debe adaptarse a la delicadeza de la tela (1,5 a 3 mm).