¡Ofertas actuales y consejos del mundo de las telas!

Telas de forro

Una tela de forro de alta calidad es algo seguro en una americana o un abrigo. Aquí encontrarás telas de forro en diversas variantes: tafetán de forro, de acetato y poliéster, como jacquard y con dibujo. ¡Comprueba en el tablado de telas si armonizan bien la tela de forro y de confección!

» Más información de telas de forro

Color
 
  • amarillo
  • azul
  • beige
    • beige oro
    • beige negro
    • beige plata
    • beige rojo
    • beige rosa
    • beige naranja
    • beige blanco
    • beige beige
    • beige gris
  • blanco
  • gris
  • marrón
  • naranja
  • negro
  • oro
  • plata
  • rojo
  • rosa
  • turquesa
  • verde
  • violeta

Aplicar
x
Material
 

Aplicar
x
Uso
 

Aplicar
x
Motivo
 

Aplicar
x

Por favor, elige una variante.

Close

 

El material:

El tejido que sirve para el forraje de confección y de bolsos. La mayoría de las veces se emplea en abrigos, chaquetas, blazers y vestidos, así como también en pantalones. El forro constituye una capa protectora entre la tela superior y la ropa interior que favorece tanto la conservación del calor como también asegura una caída rasa de la ropa exterior. Las telas de forro se fabrican a partir de diversos materiales, la mayoría de fibras químicas de celulosa (p. ej., acetato, viscosa) o fibras químicas sintéticas (p. ej., poliamida, poliéster).
Las buenas telas de forro:
- no se deberían cargar electrostáticamente,
- deberían poder absorber algo de humedad de manera que la tela no se pegue al cuerpo,
- deberían ofrecer un buen equilibrio térmico y
- deberían ser rasas y fluidas.
La mayoría de las veces el forro es unicolor, tornasolado o tejido con un pequeño patrón jacquard.
Consejo: las telas de forro de viscosa y acetato muestran por lo general una limitada carga estática como telas de forro de poliéster. Pero también los tejidos de poliéster equipados con antiestático apenas se cargan electrostáticamente.

 

Consejos de cuidado para las telas de forro:

Puesto que la mayoría (es decir, las más utilizadas normalmente) de las telas de forro constan de fibras químicas, se deberían lavar y planchar a bajas temperaturas. Siempre que sea posible, se debería evitar el uso de una secadora. El cuidado depende, entre otras cuestiones, del material superior: si una pieza de ropa consta de varios tipos diferentes de telas, el cuidado se debería llevar a cabo teniendo en cuenta el material más sensible.

 

Advertencias de confección para las telas de forro:

El corte y el cosido de una tela de forro exigen algo de destreza, puesto que la tela es rasa la mayoría de las veces y se puede correr fácilmente a la hora de tratarla. Para aligerar el corte se puede utilizar una base que evite que se mueva. Para ello se puede utilizar un trapo de algodón o de lino.
Para coser se juntan las distintas capas con un alfiler. Consejo: para un manejo más fácil a la hora de coser se ponen los alfileres en perpendicular a la costura. Así se puede coser sin problemas sobre los alfileres. Lo más adecuado en este contexto es un hilo de poliéster de alta calidad con una aguja de máquina de coser Universal de 60 de grosor con una longitud de puntada de 2,5 mm. En el caso de que la tela de forro esté cosida con un material superior, el grosor dependerá, entre otras cuestiones, del material superior.